Translate

25 de abril de 2015

La crónica humorística.

En los Oscars, un vestido enmudeció a la multitud.

INUSITADO HECHO PROVOCA CAÍDA DE MANDÍBULAS.


En el día de ayer, en el evento más importante del cine, las mandíbulas de todos se desplomaron al momento del hecho del que fue protagonista la flamante actriz de la saga Los juegos del hambre, Jennifer Lawrence.
El suceso se produjo recién comenzado el evento cuando la protagonista descendía de su lujoso auto: un Peugeot RCZ. La actriz saludó por la ventanilla al ver que los paparazis se amontonaban en la alfombra roja para capturar en sus cámaras la llegada a la entrega de premios. Jennifer se dispuso a bajar del auto, siempre sonriente. Todo era color de rosa pero, cuando su descollante calzado Louboutin tocó el suelo, su vestido, del legendario diseñador de moda Valentino, se enganchó con la puerta del automóvil. El chofer de la familia Lawrence, George, debe haber apartado la vista rápidamente al ver que a la niña de la familia se encontraba casi como Dios la trajo al mundo frente a todos los camarógrafos.
Jennifer posando para las cámaras luego del hecho.
      •  LA CAÍDA DEL GIGANTE
Rápidamente los camarógrafos se vieron encerrados por el personal de seguridad del evento que protegía la integridad de Jennifer,sin embargo, deseosos de capturar el momento como Dráculas de doncellas puras, obtuvieron lo que ellos querían. Jennifer no disimuló su sorpresa frente a los presentes, pero la acción de levantar el vestido de la alfombra y colocarlo nuevamente en el lugar correspondiente fue tan inmediata que parece que las intermitentes luces blancas de los camarógrafos no parecieron obstruir su vista.
Las cámaras de las revistas de espectáculos, moda e interés general de todo el globo documentaron el hecho con una serie de fotografías y videos que en el día de hoy y, probablemente a lo largo de toda la semana, serán protagonistas de todos los medios de comunicación digitales e impresos y, además, los dispositivos electrónicos de millones de personas (transeúntes que transitaban por el lugar, choferes de lujosas limusinas, conserjes de edificios aledaños, extras del evento, etc.) inmortalizarán el momento en muchas de las redes sociales, tales como: Instagram, Facebook, Twitter y Tumblr.
Testigos reportaron la destrucción de varias cámaras fotográficas que cayeron de las manos de sus respectivos dueños al momento del funesto hecho. Mark, uno de los fotógrafos encargados de cubrir el evento para la revista Time, compartió: “Estaba exactamente enfrente de Jennifer cuando ocurrió”. Luego, añadió: “Lo vi todo, primero se empezó a caer y luego se cayó”. El rumor de que Jennifer llevaba ropa interior con dibujos infantiles se escabulló rápidamente por la red, pero el conserje de uno de los edificios lindantes, muy confiado de que sus ojos no lo engañaban, nos lo desmintió: “Su ropa interior era negra”, dijo.
  •   FINAL FELIZ
La actriz estaba nominada en la terna de Mejor actriz protagonista por su excelente labor como Katniss Everdeen en la película En llamas, secuela de Los juegos del hambre. El broche de oro de esa estresante y vergonzosa noche fue el merecido Oscar que Jennifer levantó desde el escenario con la mano derecha, mientras que, con la izquierda, sostenía su vestido.

1 comentario: